Encabezado de página

Deber de vigilancia y programas de cumplimiento

Rolando Márquez Cisneros

Resumen


En la actualidad, la confluencia de una diversidad de factores ha generado que los directivos de las empresas estén expuestos, cada vez más, a los riesgos propios de la actividad corporativa. En este contexto, adquiere especial relevancia el deber de vigilancia que aquéllos ostentan sobre los actos de los subordinados. En la medida en que la organización empresarial progresivamente se torna más compleja, surge y se impone la necesidad de delegar en un tercero –el Compliance officer– la ejecución del deber de vigilancia. La cuestión que emerge con ello es si este delegado de vigilancia puede ser responsabilizado penalmente por omitir la función que se le ha asignado y, si esto fuese posible, cuál es el fundamento de esa responsabilidad.


Texto completo: PDF

Citar:     Cite/Citar

Creative Commons License
This work is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial 4.0 International License.



DOI: 10.26439/advocatus2018.n037.4572


ISSN: 2523-6261